Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 no.1El sesgo de sobreconfianza en las tareas de identificación y reconocimiento de estímulos gustativosDominancia cerebral asociada al desempeño laboral de los docentes de una UGEL de Lima  índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de seriadas  

Revista de Investigación en Psicología
ISSN 1609-7475 versión on-line

 


Rev. investig. psicol. v.12 n.1 Lima jul. 2009

®download el artículo en el formato PDF

 
Como citar este artículo

INVESTIGACIONES EN EL ÁREA EDUCATIVA

 

Habilidades sociales y filosofía de vida en alumnos de secundaria con y sin participación en actos violentos de Lima Metropolitana

Social skills and life’s philosophy in pupils of secondary with and without participation in violent acts of Metropolitan Lima

 

Carlos Velásquez C. ; William Montgomery U.1 ; Ricardo Pomalaya V.1 ; José Vega G.1, William Guevara O.1 ; Pedro García P.1 ; Gloria Díaz A.1

Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú

1 Docente investigador del Instituto de Investigaciones Psicológicas de la Facultad de Psicología, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima-Perú. E-mail: cvelasquezcenteno@hotmail.com

 


RESUMEN

El estudio se realizó en colegios de los conos de Lima Metropolitana, con una muestra de adolescentes y preadolescentes escolares de sexos masculino y femenino, participantes y no participantes en actos violentos. Los instrumentos utilizados se reestructuraron factorialmente, quedando la Escala de Habilidades Sociales (EHS) de Gismero en dos factores: Habilidades para enfrentar situaciones desfavorables y Habilidades para hacer peticiones oportunas, y el Cuestionario de Filosofía de vida (Fv) de Díaz-Guerrero en los factores: Amor adversus Poder (Fv1) y el Factor Control Interno adversus Externo (Fv2). El resultado muestra una relación baja y positiva entre las variables. En cuanto a la condición de los alumnos sólo se encontró diferencias significativas en Fv1, donde los alumnos no violentos orientan su comportamiento por el amor, mientras los violentos por el poder. Los preadolescentes presentan un mejor manejo de las habilidades para hacer peticiones oportunas que los adolescentes. Igualmente su comportamiento se orienta por el amor mientras que los adolescentes por el poder. En cuanto al lugar donde viven los alumnos solo el Factor Fv1 muestra diferencias, donde lo predominante en el Cono Centro de la capital es el poder en comparación con los otros sectores.

Palabras clave: Habilidades sociales, filosofía de vida, personalidad, violentos, no violentos.

 


ABSTRACT

The study was conducted in schools in Lima Metropolitana cones, with a sample of teens and preteens school male and female participants and non participants in violent acts. The instruments used were restructured factor: the Social Skills Scale (EHS) of Gismero. Leaving two factors: the ability to cope with adverse situations and ability to make appropriate requests, and the Philosophy of Life Questionnaire (Fv) of Diaz-Guerrero. Leaving factors: Love adversus Power (Fv1) and External Factor adversus Internal Factor (Fv2). The result shows a low and positive relationship between variables. Regarding the status of students was only found significant differences in (Fv1), where students do not aim their violent behavior by love, while the violent power. Preteens have a better management skills to make timely submissions as adolescents. Also their behavior is guided by love while adolescents for power. As to where students live only factor (Fv1) differences, where they are predominant in the center of the capital is the power compared to other sectors.

Keywords: Social skills, philosophy of life, personality, violent, non violent.

 


INTRODUCCIÓN

En la sociedad contemporánea el ritmo rápido y complejo de la existencia cotidiana sumerge al individuo en muchos sistemas de interacción social distintos, en los cuales las reglas varían y los roles no están tan claramente definidos como lo estaban en otros tiempos. En dicho contexto la persona se ve continuamente obligada a desplegar estrategias para afrontar las presiones que le presenta la vida moderna. Entre tales estrategias la aplicación correcta y eficaz de sus habilidades sociales es de primer orden, al proporcionarle competencias efectivas tales como: a) iniciar y mantener conversaciones, b) hablar en público, c) expresar amor, agrado y afecto, d) defender los propios derechos, e) pedir favores o rechazarlos, f) brindar o aceptar cumplidos, g) expresar opiniones personales de desacuerdo, molestia o desagrado, h) disculparse o admitir ignorancia, i) pedir cambios en la conducta del otro, y j) afrontar críticas (Caballo, 1993).

El origen del estudio de las habilidades sociales, en términos de asertividad, se remonta a la obra de Salter Terapia de reflejos condicionados, en 1949. Allí se daba a la asertividad el carácter de rasgo presente en algunas personas, y el objetivo relevante de la acción consistía en el aumento de la expresividad verbal/facial de las emociones. Siguiendo esta línea en el ámbito conductual, Wolpe (1958/1980) propuso el entrenamiento asertivo (posteriormente identificado con el de las habilidades sociales) como técnica de apoyo terapéutico.

Las distintas denominaciones para el entrenamiento asertivo y las habilidades sociales han variado según los tipos de sujetos o contextos a los que se han aplicado: efectividad personal, aprendizaje estructurado, entrenamiento conductual, etc.; pero todos coinciden en que las habilidades implicadas se adquieren por aprendizaje (observación, imitación, información, ensayo), acrecientan el reforzamiento social y son afectadas por la especificidad de las situaciones, la edad, el sexo y el estatus. Son de gran utilidad para el marco conceptual de las habilidades sociales las revisiones de Michelson, Sugay, Wood y Kazdin (1983/1987), Kelly (198/1987), Caballo (1987) y González (1992). basándose en ellas y en otras fuentes, una síntesis del tema efectuada por Montgomery (1997) informa que el empleo de esta técnica se ha extendido a gran cantidad de ámbitos, desde la simple vulgarización hasta la especialización en tareas infantiles y escolares, pasando por la conducta adolescente agresiva, la terapia marital, de grupos, de esquizofrénicos crónicos y desviados sexuales; entre otros. Asimismo, es de singular relevancia el señalamiento de Segura (2007), respecto a que la formación en habilidades sociales comprende un triple campo: cognitivo, emocional y moral.

En el Perú existen algunos estudios empíricos sobre el tema. Por ejemplo, Pecho (1995) realiza una investigación con adolescentes y niños de baja condición socioeconómica, confirmando que las habilidades sociales se van incrementando con la edad. benites (1997) también aporta datos acerca de adolescentes en situación de riesgo asistentes a los programas del INAbIF, concluyendo que los niveles de heteroasertividad difieren según el tipo de familia. Otro dato relevante es el mencionado por Morales (2000), respecto a la inestabilidad socioafectiva y cognitiva mostrada por jóvenes sometidos a tratamiento de hemodiálisis. Por último, Sparrow (2007) reporta una evaluación exitosa del entrenamiento en habilidades sociales con esquizofrénicos.

En cuanto a la filosofía de vida como conjunto de estilos de confrontación referidos a las formas de pensar que las personas tienen sobre ellas mismas, sobre los demás y sobre el buen vivir, es una variable y a la vez un enfoque etnopsicológico recurrentemente considerado desde la década del 70 por Díaz-Guerrero (balderas-González, 2000; Díaz-Guerrero y Balderas-González, 2000). Tales estilos se hallan modulados por cuatro factores: a) la autoafirmación activa (personalidad tendiente a la independencia, autonomía, rebeldía, individualismo, autosuficiencia) en contraposición a la obediencia afiliativa (mayor disciplina, complacencia y conformismo); b) el control interno activo (personalidad afectuosa y obediente, educada, cortés y responsable) en contraposición al control externo pasivo (descontrol, agresividad, impulsividad, pesimismo, rebeldía, desobediencia, conveniencia); c) la cautela (pasividad en forma de acción pospuesta) adversus la audacia y d) la autonomía adversus la interdependencia (dependencia en el sentido de ser dirigido, aceptar ayuda y ceder ante los demás).

Podría decirse que la filosofía de vida es un equivalente a sistema de valores, teniendo en cuenta las ideas y creencias expresadas acerca del valor relativo e importancia de las cosas. Esto, en términos técnicos, es un factor disposicional que, de acuerdo a los principios de la conducta manifiesta mediada por respuestas verbo-emocionales cubiertas, produce comportamiento instrumental autorreforzado en el sentido apuntado por Staats (1996/1997).

Como lo señala el mismo Díaz-Guerrero (2006) en una revisión sintética de la evolución de su concepto de filosofía de vida, en la investigación transcultural mexicana se propuso que existen premisas culturales subyacentes al estilo de enfrentamiento con el estrés y en general con los problemas cotidianos, a nivel de creencias que impulsan a las personas a modificarse a sí mismas (orientación pasiva) o al medio ambiente (orientación activa), descubriéndose diferencias entre el estilo del mexicano y del norteamericano. De hecho, dice que estas diferencias en estilo de confrontación son más explicativas en su amplitud que la mayoría de los test de personalidad proyectivos, cuantitativos y de estilo cognoscitivo. En este sentido, la potencia del enfoque llevó a utilizarlo en muchas investigaciones transculturales, como por ejemplo las realizadas por Díaz-Guerrero e Iscoe (1984) y Solís-Cámara, et al. (1994, 1996), reportando relaciones significativas entre dimensiones de la filosofía de vida y varias medidas de logro económico.

Algo destacable para el presente estudio es la correlación encontrada entre esta variable y la medición de problemas conductuales tales como delincuencia, conducta sexual inadecuada y el uso de drogas en adolescentes como factores derivados de una medida comprensiva de funcionamiento del sistema familiar (Andrade,1997). Ello parece demostrar que las creencias culturales, las necesidades y los valores están vinculados entre sí.

Justamente, al observar nuestra realidad encontramos muchos problemas, entre ellos los relacionados con la violencia como factor motivacional del comportamiento que manifiestan ciertos estudiantes fuera y dentro de las instituciones educativas. Siendo un fenómenos de múltiples dimensiones, para entenderlo se requiere ubicar las dinámicas que lo generan, mantienen o reproducen, así como también los que permiten su modificación (Velásquez, 1999; Saavedra, 2008).

De acuerdo con lo anteriormente apuntado, presumiblemente, semejantes dificultades se ligan a un deficiente manejo de habilidades sociales tanto como a una inadecuada filosofía vital, o bien a un entronque no logrado entre ambos. Todo lo manifestado nos lleva a hacernos la siguiente pregunta: ¿Cuál es la relación entre las habilidades sociales y la filosofía de vida de los alumnos de secundaria con y sin participación en actos violentos de Lima Metropolitana?

Las hipótesis pertinentes al esclarecimiento de este problema especulan que, en primer lugar, debe existir relación entre las habilidades sociales y la filosofía de vida de los estudiantes participantes en la muestra, y, en segundo lugar, que hay diferencias en las habilidades sociales y en la filosofía de la vida de los alumnos con y sin participación en actos violentos.

MÉTODO

El estudio contó con una nuestra intencional estratificada, compuesta de 675 alumnos de 17 instituciones educativas (IE) nacionales de los diferentes conos de Lima Metropolitana cuyas edades fluctúan entre los 13 y 20 años, de los cuales 341 no participan en actos violentos y 334 participan en actos violentos, en cuanto al sexo 470 fueron varones y 205 mujeres.

La medición de las habilidades sociales se realizó a través de la Escala de Habilidades Sociales (EHS) de Gismero (2000), modificado y adaptado para Lima Metropolitana (Anexo 1), compuesto de 38 ítems con cuatro opciones de respuesta: "(A) No me identifica en absoluto; la mayoría de las veces no me ocurre o no lo haría; (b) Más bien no tiene que ver conmigo, aunque alguna vez me ocurra; (C) Me describe aproximadamente, aunque no siempre actúe o me sienta así y (D) Muy de acuerdo y me sentiría o actuaría así en la mayoría de los casos", el cual fue sometido a un análisis factorial, determinándose la agrupación en 2 factores. El instrumento fue válido (Anexo 2) y confiable (Anexo 3), con una muestra de 321 alumnos de las IE secundarias de los cinco conos de Lima Metropolitana.

Los valores que se pudieron determinar fueron:

  • Habilidades para enfrentar situaciones desfavorables (HS1), este factor refleja la capacidad de expresarse de forma espontánea y sin ansiedad en distintas situaciones sociales, en defensa de los propios derechos en situaciones de consumo (compra venta de servicios o productos), así como la capacidad de expresar enfado, sentimientos negativos justificados y/o en desacuerdo con otras personas.

  • Habilidades para hacer peticiones oportunas (HS2), este factor refleja la expresión de peticiones a otras personas de algo que deseamos, en situaciones de consumo, con amigos o con personas del sexo opuesto.

 

 

La medición de la filosofía de vida, se realizó a través del Inventario de Filosofía de Vida (FV) de Rogelio Díaz-Guerrero (1995), modificado y adaptado para Lima Metropolitana (Anexo 4), compuesto de 24 ítems de elección forzada, el cual fue sometido a un Análisis Factorial, determinando esto la agrupación en 2 factores. El Instrumento fue válido (Anexo 5) y confiable (Anexo 6), con una muestra de 341 alumnos de las IE secundarias de los cinco conos de Lima Metropolitana.

Los valores que se pudieron determinar fueron:

  • Amor adversus Poder (FV1). El amor se refiere a la preferencia por el enfrentamiento de los problemas a través del afecto, la lealtad y la familia. La forma histórica y tradicional de alcanzar el poder es a través del amor, del afecto, simpatía, amistad. El poder se refiere a la preferencia por el enfrentamiento de los problemas mediante el dominio y la manipulación de las situaciones. Mayores puntajes en este factor implican una mayor oportunidad para desarrollar conductas antisociales.

  • Control Interno adversus Control Externo (FV2). El control interno se refiere a la forma de enfrentarse a los problemas de la vida orientados por los valores, es decir, pensamientos que han sido transferidos a través de la cultura. El control externo se refiere a la forma en que el sujeto se enfrenta a las situaciones problemáticas de la vida y que varía de acuerdo a los factores que se le vayan presentando en el medio externo.

La selección de las IE se realizó de acuerdo a los reportes existentes de actos violentos con los que cuenta la Dirección General de Educación de Lima. Con el aval de la mencionada Dirección, se procedió a la realización de coordinaciones con los Directores de cada una de las IE para la administración de los instrumentos, quienes, sobre la base del conocimiento de su realidad, agruparon a los alumnos de secundaria en dos grupos de acuerdo a la variable participación o no participación en actos violentos.

Ingresados los datos al SPSS v10.0, se procedió a analizar factorialmente los ítems, luego se verificó las puntuaciones a través de Prueba de Normalidad, lo cual determina el uso de pruebas no paramétricas, utilizándose la Prueba de U de Mann-Whitney para el establecimiento de diferencias entre alumnos que participan y no participan en actos violentos, el género y la edad, también se utilizó la Prueba de Kruskal-Wallis, para establecer si existen diferencias en cuanto a los grados de instrucción y los conos, por otro lado se aplicó el método de Correlación de Pearson para el establecimiento de las relaciones entre los factores de la Escala de Habilidades Sociales y el Inventario de Filosofía de Vida.

RESULTADOS

Al realizar una prueba de la bondad de ajuste K-S de normalidad de las puntuaciones factoriales a la curva normal se observa que para los cuatro factores la prueba es significativa (p<0.05), por lo que puede inferirse que las puntuaciones tienen una distribución que no se asemeja a una curva normal, por ello sería adecuado usar pruebas no paramétricas para comprobar la existencia de diferencias entre grupos. Estas pruebas comprueban las diferencias entre las medias de las variables ordenadas por rangos, ya que con variables ordinales el rango medio es el estadístico adecuado para comprobar diferencias de tendencia central.

 

 

Al usar el test de U de Mann-Whitney para los grupos violentos y no violentos, se observa el estadístico U para cada factor, los rangos medios, así como las probabilidades asociadas a cada prueba y se observa que existe una diferencia significativa (p<0.05) para pruebas unilaterales en las Habilidades para hacer peticiones oportunas y en Amor adversus Poder. En ambos factores, los sujetos del grupo 1 tienen puntuaciones significativamente mayor, o sea que la participación en actos violentos influye en las Habilidades para hacer peticiones oportunas y en Amor adversus Poder.

 

 

En cuanto a las edades de los alumnos, éstas fueron agrupadas (de 13 a 14 años preadolescentes, de 15 a 17 años adolescentes y 18 a 20 Jóvenes). En la tabla N.º 3, se desea comprobar si existen diferencias significativas en los factores HS1, HS2, FV1 y FV2 entre grupos de edad, para lo cual se empleo el Anova de Kruskal-Wallis. En los resultados se observan los rangos promedios, los valores del estadístico Chi-cuadrado así como la significación p. Los rangos medios se calculan transformando en rangos todas las puntuaciones, separado estos rangos después por grupos y hallando la media en cada grupo. Con el estadístico Chi-cuadrado se comprueba si existen diferencias entre los tres grupos de edad. En este estudio es 7.768 (p<0.05) para el factor HS2 mientras que para FV1 es 6.328 (p<0.05), también significativo. La evidencia muestral indica que el grupo de preadolescentes tiene mayor puntuación.

 

 

 

 

Entre los grupos pre-adolescentes y adolescentes existen diferencias significativas en los factores Habilidades para hacer peticiones oportunas (EHS) y Amor adversus Poder (FV).

 

 

Entre los grupos adolescentes y jóvenes no hay diferencias significativas en los factores Habilidades para hacer peticiones oportunas (EHS) y Amor adversus Poder (FV).

La muestra está conformada por 470 varones y 205 mujeres, de la tabla N.º 5 se desprende que con respecto al género y en test unilateral, existen diferencias significativas en HS1, HS2 y FV1, pero no en FV2, mostrando las mujeres una puntuación significativamente mayor a la de los varones.

 

 

 

 

Con respecto a la Tabla N.º 7, al observarse diferencias significativas en el factor FV2 Control Interno vs. Control Externo se procede a comparar las puntuaciones de dos en dos a través de la U de Mann-Whitney observándose que existen diferencias significativas en los grupos de Tercero con Quinto de secundaria y de Cuarto con Quinto de secundaria, presentándose en ambas comparaciones que, en el grado inferior, hay un mejor control interno en comparación con el grado superior, que presenta mayor control externo.

 

 

 

 

En la tabla N.º 9 se muestran los resultados para comprobar si existen diferencias significativas en los valores entre los cuatro conos Norte, este, sur y centro, para ello se emplea el Análisis de varianza de Kruskal-Wallis, que es un test para varias muestras no relacionadas similar a la prueba paramétrica análisis de varianza de una vía (una variable independiente intergrupo). En el cuadro de resultados se observan los rangos promedios, los factores de las EHS y del Inventario de Fv, así como el estadístico Chi-cuadrado y la significación p. Los rangos medios se calculan transformando en rangos todas las puntuaciones, separando estos rangos después por grupos y hallando la media en cada grupo. Con el estadístico X2 se comprueba si existen diferencias significativas entre los cuatro grupos. En este estudio X2=26,594 (p>0.01) para el factor (FV1) Amor adversus Poder que es el único en el cual existen diferencias significativas entre los cuatro conos.

 

 

Al usar el test de U de Mann-Whitney para el factor FV! (Cuadro 10), se observa el estadístico U, los rangos medios, así como las probabilidades asociadas a cada par de conos y que a excepción del cono norte en comparación con el este, y el sur no existen diferencias significativas. En todas los demás pares existen diferencias, predominando el Amor sobre el poder en los siguientes pares: el norte sobre el sur; el este sobre el sur y el centro y el sur sobre el centro.

 

 

DISCUSIÓN

Al quedar reestructurados los instrumentos utilizados, se hace difícil el análisis; sin embargo, se puede señalar que el factor más estable para la comparación es FV1 (Amor adversus Poder), existiendo cierta similitud con la sociedad mexicana, en tanto el comportamiento de los alumnos no violentos se orienta por el amor y los violentos por el poder.

Otro hecho que nos gustaría discutir es el resultado encontrado por Pecho (1995), quien realizó una investigación con adolescentes y niños de baja condición socioeconómica, confirmando que las habilidades sociales se iban incrementando con la edad; en nuestro estudio la variable toma una dirección inversa, los preadolescentes presentan un mejor manejo de las habilidades para hacer peticiones oportunas que los adolescentes. Igualmente su comportamiento se orienta más por el amor mientras que los adolescentes por el poder. Sin embargo, entre los grupos adolescentes y jóvenes no hay diferencias significativas en los factores Habilidades para hacer peticiones oportunas (EHS) y Amor adversus Poder (FV).

En cuanto al control interno adversus el control externo, también se encontró otro hecho interesante en los adolescentes respecto al año que cursaban, observándose que existen diferencias significativas en los grupos de Tercero con Quinto de secundaria y de Cuarto con Quinto de secundaria, presentándose en ambos comparaciones que en el grado inferior hay un mejor control interno en comparación con el grado superior que presenta mayor control externo. Esto quiere decir que, a medida que aumenta la edad, los adolescentes necesitan de un agente de control exterior mucho más que un preadolescente de menor edad.

También Andrade encontró en 1997 una correlación entre la filosofía de vida y la medición de problemas conductuales tales como delincuencia, conducta sexual inadecuada y el uso de drogas en adolescentes como factores derivados de una medida comprensiva de funcionamiento del sistema familiar, en nuestro caso sólo se establece una escasa relación entre las variables filosofía de vida y habilidades sociales, pudiéndolas considerar cada una como un factor independiente.

En cuanto al lugar donde viven los alumnos, solo el Factor Poder adversus Amor muestra diferencias, donde lo predominante en el cono centro de la capital es el Poder en comparación con los otros sectores que orientan por el amor.

También encontramos que la participación en actos violentos influye en las Habilidades para hacer peticiones oportunas, lo mismo que en la orientación por el Amor adversus Poder, esto se observó en el caso de los preadolescentes en relación a los adolescentes; sin embargo, comparando el grupo de adolescentes en relación a los jóvenes, no se encontró diferencias significativas para ambas variables.

Asimismo, en cuanto a habilidades para enfrentar situaciones desfavorables, amor adversus poder, y habilidad para hacer peticiones oportunas las mujeres demuestran mayor puntuación que los varones, lo que quiere decir que su conducta se orienta más por el amor, son más tolerantes a enfrentar situaciones difíciles que los varones y pueden expresar peticiones de mejor manera que ellos.

CONCLUSIONES

Se verifica que los preadolescentes muestran una mejor disposición hacia las habilidades para hacer peticiones oportunas y una preferencia hacia orientar su comportamiento por el amor, que los adolescentes. Por otro lado, en general las mujeres muestran marcadas habilidades para enfrentar situaciones desfavorables mejor que los varones, así como también su comportamiento se orienta por el amor en comparación a los varones que lo hacen por el poder. Por último, en cuanto al lugar donde viven los alumnos, las diferencias se ubican en el factor amor adversus poder, donde el comportamiento predominante en el cono centro es el poder en comparación con los otros donde se orientan por el amor.

Se puede contar con dos instrumentos adaptados para nuestra realidad, la Escala de Habilidades Sociales y el Cuestionario de Filosofía de Vida. Respecto a sus correlaciones, por los resultados obtenidos pueden indicar una división artificial por lo que podría ser adecuado considerarlo como un factor común.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Andrade, P. (1997). El ambiente familiar del adolescente. Tesis doctoral no publicada. Facultad de Psicología, México, UNAM.

2. Balderas-Gonzalez, A. (2000). La filosofía de vida y su relación con el autoconcepto del Mexicano. Tesis de maestría no publicada, México: UNAM.

3. Benites, L. (1997).

4. Caballo, v.E. (1987). Teoría, evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales. Valencia: Promolibro.

5. Caballo, V.E. (1993). Manual de evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales. Madrid: Siglo XXI.

6. Díaz-Guerrero, R e Iscoe, I. (1984). El impacto de la cultura iberoamericana tradicional y del estrés económico sobre la salud mental y física: instrumentación y potencial para la investigación transcultural. Revista Latinoamericana de Psicología, 16(2), 167-211.

7. Díaz-Guerrero R. y balderas-González, A. (2000). Amor versus poder, el nuevo primer factor de la filosofía de vida. En vIII Congreso Mexicano de Psicología Social y I Congreso Mexicano de Relaciones Personales. La psicología social en México (pp. 134-142). Guadalajara: ITESO.

8. Díaz-Guerrero R. (2006, última actualización). Dimensiones culturales y comportamiento, etnopsicología y psicología transcultural de cara al siglo XXI. Documento colgado en la red por la Fundación Cátedra Iberoamericana, 8. Disponible en: www.uib.es/catedra_iberoamericana/publicaciones/30any_psicol/dimensiones.html

9. Gismero, J (2000). Escala de habilidades sociales: EHS. Madrid: TEA.

10. González, J.J. (1992). Conducta prosocial. Valencia: Promolibro.

11. Kelly, J.A. (1987). Entrenamiento de las habilidades sociales. Bilbao: Desclée de Brouwer.

12. Michelson, L.; Sugay, D.P.; Wood, R.P. y Kazdin, A.E. (1983/1987). Las habilidades sociales en la infancia: Evaluación y tratamiento. barcelona: Martínez Roca.

13. Montgomery, W. (1997). Asertividad, autoestima y solución de conflictos interpersonales. Lima: Círculo de Estudios Avanzada.

14. Pecho, J. (1995). Habilidades sociales, autoestima y percepción del autoritarismo paterno en función del sexo y el período cronológico en niños y adolescentes de condición socioeconómica baja que reciben apoyo no gubernamental. Tesis de grado no publicada. Lima, Facultad de Psicología UNMSM.

15. Saavedra, E. (2008). Jóvenes infractores de la ley, resiliencia y educación. Revista Peruana de Psicología, 2(2), 269-289.

16. Segura, M. (2007). Jóvenes y adultos con problemas de conducta. Madrid: Nancea.

17. Solís-Cámara, P, Gutíerrez, P.F y Díaz, M. (1996). Actitudes Hacia el trabajo en estudiantes universitarios mexicanos. Revista Latinoamericana de Psicología, 28(1), 31-61.

18. Solís-Cámara, P, Gutiérrez, P.E y Lynn, R. (1994). El secreto del milagro económico. Guadalajara: Departamento de Investigación en Psicología.

19. Sparrow, C. (2007). Efecto de un programa de entrenamiento en habilidades sociales en un grupo de jóvenes con esquizofrenia. Tesis de grado no publicada. Lima, Facultad de Psicología UNMSM.

20. Staats (1996/1997). Conducta y personalidad: Conductismo psicológico. Bilbao: Descleé de Brouwer.

21. velásquez, C. (1999). La violencia juvenil en Lima Metropolitana. Revista de Investigación en Psicología, 2(1), 91-102.

22. Wolpe, J. (1958/1980). Terapia por inhibición recíproca. bilbao: Descleé de Brouwer.

 

Recibido el 15/01/2009
Aceptado el 17/06/2009

 

 

© 2014  Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Facultad de Psicología
Ciudad Universitaria (Puerta nº 4)
Av. Universitaria /Av. Germán Amézaga s/n
Lima 1 - Perú
Tel. : (511) 6197000 anexo 3217 / 7443,
Fax: (511) 6197000 anexo 3202



oorellanam@unmsm.edu.pe