Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 no.2Counseling in sexual and reproductive health for teenagers: Health centers of micro network of february 3 Pachacútec - Ventanilla - Callao: august to october 2007Positive virus of human immunodeficiency/AIDS in pregnant women and their new born-infants: Hospital Sergio E. Bernales-Comas: period 2000 - 2005  author indexsubject indexsearch form
Home Pagealphabetic serial listing  

Revista Peruana de Obstetricia y Enfermería
Print ISSN 1816-7713

 


Rev Per Obst Enf. vol.3 no.2 Lima July/dic. 2007

®download article in PDF format

 
How to cite this article

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

 

Factores maternos relacionados con el parto pretérmino y su repercusión en el neonato. Hospital Nacional Hipólito Unanue: 2002 -2006

Maternal factors related to the preterminal birth and its repercussion in the newborn infant. National Hospital Hipólito Unanue: 2002-2006

Jessica Meza Martínez1

1 Licenciada en Obstetricia de la Universidad de San Martín de Porres.

 


RESUMEN

Objetivo: El parto pretérmino es un problema no sólo obstétrico sino también neonatal, ya que se asocia con un alto índice de morbilidad en el recién nacido a corto y largo plazo; es la principal causa de morbilidad neonatal. El presente estudio tiene como objetivo determinar los factores maternos relacionados con el parto pretérmino y su repercusión en el neonato. Se realizó en el Hospital Nacional Hipólito Unanue de Lima durante el período enero 2002- diciembre 2006. 
Material y método: Estudio descriptivo correlacional, retrospectivo. Se estudiaron 285 casos de gestantes con diagnóstico de parto pretérmino y sus respectivos neonatos. 
Resultados: los factores maternos como multiparidad, parto abdominal, ruptura prematura de membranas y edad gestacional de 24 a 30 semanas, se asocian con un incremento en la probabilidad de presentar morbilidad neonatal. Asimismo, la edad gestacional de 24 a 30 semanas se asocia con un incremento en la probabilidad de presentar depresión neonatal. También la obesidad, la gran multiparidad, la edad gestacional de 24 a 30 semanas se asocian al incremento en la probabilidad de presentar asfixia neonatal. Finalmente, los factores maternos como control prenatal inadecuado, edad gestacional de 24 a 30 semanas, se asocian al incremento en la probabilidad de presentar mortalidad neonatal. 
Conclusiones: La edad gestacional de 24 a 30 semanas constituye el factor de mayor relevancia en la morbimortalidad neonatal.

Palabras Clave: trabajo de parto prematuro; recién nacido; indicadores de morbimortalidad;, depresión posparto; asfixia neonatal.

 


ABSTRACT

Objective: preterminal birth is not only an obstetrical problem but also a newborn one, because it is associated with a high index of short and long term morbidity between new born infants; it is the principal cause of newborn morbidity. The objective of this study is to determine the maternal facts related to the preterminal birth and its repercussion in the newborn infant. It was done in the National Hospital Hipólito Unanue in Lima, during the period January 2002-December 2006. 
Material and method: Correlational, descriptive study, retrospective. 285 cases of pregnant women were studied with diagnosis of preterminal birth and their respective newborn infants.
Results: maternal facts as multiparity, abdominal childbirth, premature rupture of membranes and a gestational age of 24 to 30 weeks are associated with an increase in the probability of presenting newborn morbidity. As well, gestational age of 24 to 30 weeks is associated with the increase on the probability of presenting newborn depression. Also, obesity, great multiparity, gestational age of 24 to 30 weeks, are associated to the probability of presenting newborn asphyxiation. Finally, maternal facts as inappropriate prenatal control and gestational age of 24 to 30 weeks are associated to the increase on the probability of presenting newborn mortality.
Conclusions: gestational age of 24 to 30 weeks is the more relevant factor in the newborn morbimortality.

Key Words: obstetric labor, premature; infant newborn; depression, postpartum; indicators of morbidity and mortality, Asphyxia Neonatorum.

 


INTRODUCCIÓN

En diversas partes del mundo, los partos pretérmino continúan representando entre el 5 y el 12% de todos los nacimientos (1,2).

Todos los años nacen en el mundo alrededor de 13 millones de niños prematuros; la mayor parte de esos nacimientos ocurren en países en desarrollo y constituyen la proporción más extensa de la morbilidad y la mortalidad perinatales que se registran anualmente en todo el mundo, constituyéndose de esta manera en un problema de salud pública de suma importancia, especialmente en Latinoamérica (3,4).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al parto pretérmino como el nacimiento anterior al cumplimiento de las 37 semanas de edad gestacional (5, 6, 7). El parto pretérmino se ha asociado a múltiple factores, entre ellos socioeconómicos y culturales, complicaciones médicas y obstétricas durante la gestación, mala historia obstétrica, hábitos de consumo de tabaco y drogas.

El período más importante en la vida del ser humano para su salud inmediata es el perinatal, más importante aún en los prematuros, quienes por presentar los índices más elevados de morbilidad y mortalidad son el grupo de mayor riesgo. La inmadurez del aparato respiratorio y del sistema nervioso central domina la morbimortalidad y pronóstico del prematuro; sin embargo todos los aparatos son vulnerables, siendo el mayor riesgo a menor edad gestacional (8).

El objetivo del estudio fue determinar la asociación entre los factores maternos relacionados al parto pretérmino y repercusión en el neonato (depresión, asfixia, morbilidad, mortalidad).

Encontramos en el estudio asociación entre algunos factores maternos relacionados al parto pretérmino y repercusión en el neonato.

MATERIAL Y MÉTODO

El presente estudio es de tipo descriptivo correlacional, retrospectivo. El universo estuvo conformado por todas las gestantes con diagnóstico de parto pretérmino y sus respectivos neonatos atendidos en el Hospital Nacional Hipólito Unanue de Lima durante el período 2002-2006, que constituyeron 1 816 casos. Utilizamos una fórmula de muestreo, con un intervalo de confianza del 95 % (valor de z) y porcentaje de error del 5%; la muestra fue de 285 casos que cumplieron con los criterios de selección. El tipo de muestra fue no probabilístico intencionado.

La recolección de datos se realizó a través de una ficha previamente elaborada, la misma que constó de dos partes: 1) datos maternos, 2) datos del neonato; para lo cual se revisaron las historias clínicas maternas y las de sus respectivos neonatos. Los datos obtenidos fueron ingresados a una base de datos; para el análisis estadístico se utilizó el paquete estadístico SPSS (versión 12) y el programa EPI DAT (versión 3.0). Se realizó el análisis univariado para la determinación de frecuencias y porcentajes y el análisis bivariado por medio de tablas de contingencia.

RESULTADOS

Al analizar la relación entre los factores maternos relacionados al parto pretérmino y morbilidad neonatal, resultaron estadísticamente significativos: multiparidad (p<0,005; OR=1,74), edad gestacional de 24 a 30 semanas (p<0,01), parto abdominal (p<0,03; OR=1,88), ruptura prematura de membranas (p<0,01; OR=2,28). (Tablas 1, 2,3).

 

 

 

 

 

 

Al analizar la relación entre los factores maternos relacionados al parto pretérmino y depresión neonatal, la edad gestacional de 24 a 30 semanas (p<0,001; OR=5,67) resultó ser estadísticamente significativa para la ocurrencia de este evento. (Tablas 4, 5, 6)

 

 

 

 

 

 

 

Al analizar la relación entre los factores maternos relacionados al parto pretérmino y asfixia neonatal, resultaron ser estadísticamente significativos: obesidad materna (p<0,05; OR=5,77), gran multiparidad (p<0,01; OR= 13,68), edad gestacional de 24 a 30 semanas (p<0,001; OR=14,03). (Tablas 7, 8,9).

 

 

 

 

 

 

Al analizar la relación entre los factores maternos relacionados al parto pretérmino y mortalidad neonatal, resultaron ser estadísticamente significativos: control prenatal inadecuado (p<0,03; OR=2,26), edad gestacional de 24 a 30 semanas (p<0,01; OR=14,33) (Tabla 10, 11,12).

 

 

 

 

 

 

DISCUSIÓN

En nuestro estudio, teniendo en cuenta que en el período de estudio 2002- 2006 hubo 41 924 partos en el Hospital Nacional Hipólito Unanue de Lima, entre los cuales 1 816 fueron menores de 37 semanas, se obtuvo la frecuencia de 4,3% de partos pretérmino para ese período, muy similar a lo reportado por Miranda Del Olmo (9) en su estudio en el Hospital General de México, donde la frecuencia de partos pretérmino fue de 4,1%. De acuerdo con la literatura mundial, se estima entre 5 y 12% (1,2)), lo cual es superior a lo que sucede en nuestro hospital.

De los factores maternos relacionados al parto pretérmino estudiados, tenemos más frecuentemente: grupo etáreo entre 20 y 34 años con el 61%; respecto al estado nutricional por índice de masa corporal, el 69,8% fue normo peso; mujeres sin gestación previa: 40%, con período internatal menor de dos años: 25,3%.

Con relación al riesgo obstétrico, el 55,8% tuvo control prenatal inadecuado, el 50,2% fueron multíparas, el 50,9% tuvo parto vaginal y el 49,8% presentó edad gestacional entre 31 y 34 semanas.

De las complicaciones de la gestación, las complicaciones obstétricas más frecuentes fueron la ruptura prematura de membranas con 39,3%, seguido de la preeclampsia-eclampsia, con 16,1%. Respecto a las complicaciones médicas, la anemia ocupa el primer lugar con 76,1%, mientras que la infección del tracto urinario se presentó en el 51,6%, asimismo, encontramos un 43% que presentaron ambas.

Respecto al neonato pretérmino, encontramos que el 70,5% presentó morbilidad, siendo el síndrome de distrés respiratorio, con 57,2% y las infecciones, con 38,2% las más frecuentes. Se encontró que el 22,1% presentó depresión; el 7,7% presentó asfixia. La mortalidad global en nuestro estudio fue 14% (40/285), predominando la muerte neonatal precoz con 77,5%; respecto a las causas de muerte, las más frecuentes fueron el síndrome de distrés respiratorio, con 55%, seguido de sepsis, con 35%.

Nuestro estudio evaluó asociación entre los factores maternos que se relacionan al parto pretérmino y las repercusiones en el neonato como depresión, asfixia, morbilidad, mortalidad.

En relación a los antecedentes maternos conocidos y relacionados con la presencia de morbilidad neonatal, no encontramos relación estadísticamente significativa con la edad materna, el estado nutricional materno y el período internatal, no coincidiendo con lo descrito en la literatura, que señala que la edad materna, el intervalo intergenésico no adecuado, pueden ser condicionantes de daño (7).

La combinación de factores físicos y psicosociales, además de un pobre control prenatal se relacionan con resultados neonatales adversos (10).

En nuestro estudio, con relación a las variables de riesgo obstétrico, no encontramos asociación estadísticamente significativa al analizar la variable control prenatal.

Sin embargo, al analizar la variable paridad, encontramos que la multiparidad resultó ser estadísticamente significativa para la ocurrencia de morbilidad neonatal, aumentando 1,74 veces la probabilidad de que se presente dicho evento. Al analizar la edad gestacional por fecha de última regla, encontramos que también resultó ser estadísticamente significativa, de manera que los niños nacidos entre las semanas 24 y 30 tendrán mayor probabilidad de presentar morbilidad, ya que las alteraciones funcionales del prematuro dependen fundamentalmente del grado de prematuridad, que se asocia a la edad gestacional(11).

Otra variable que se asocia a morbilidad neonatal encontrada en nuestro estudio con significancia estadística es el tipo de parto (abdominal), aumentando la probabilidad de presencia de morbilidad en 1,88 veces, coincidiendo con lo descrito por la literatura (12).

La ruptura de membranas es una complicación que representa un riesgo fetoneonatal, por la morbilidad que ocasiona la infección y la prematuridad (5).

En nuestro estudio, al relacionar ruptura prematura de membranas y morbilidad neonatal, encontramos que resultó ser estadísticamente significativa, aumentando 2,28 veces más la probabilidad de que ocurra dicho evento; estos hallazgos son coincidentes con lo reportado en la literatura.

Al analizar las variables: polihidramnios, placenta previa, desprendimiento prematuro de placenta, preeclampsia-eclampsia, anemia e infección del tracto urinario, no se encontró asociación estadísticamente significativa.

En nuestro estudio, el mayor porcentaje de los casos de depresión neonatal se presentó en los neonatos cuyas madres presentaron edades de 20 a 34 años, no coincidiendo con lo descrito en la literatura, en la que ser primigrávida añosa (mayor de 35 años) es factor de riesgo para presentar depresión neonatal. Al analizar las variables: grupo etáreo, período internatal y estado nutricional no encontramos asociaciones estadísticamente significativas.

Con relación a los factores de riesgo obstétrico, asociado a depresión neonatal, encontramos que el factor edad gestacional (24-30 semanas), resultó ser estadísticamente significativo para la ocurrencia de este evento (depresión neonatal), aumentado 5,67 veces la probabilidad de ocurrencia, guardando relación con lo reportado en la literatura (13). Al analizar las variables control prenatal, paridad y tipo de parto, no encontramos asociación estadísticamente significativa.; lo cual no coincide con la literatura, ya que las mujeres que no reciben control prenatal presentan complicaciones en el parto (14).

La depresión neonatal, manifestada como Apgar bajo se relaciona con la prematurez y patologías maternas, que pueden alterar el intercambio gaseoso materno fetal (15).

En nuestro estudio, al realizar el análisis de las complicaciones obstétricas y médicas de la gestación, no encontramos relación estadísticamente significativa con la ocurrencia de depresión neonatal.

En relación a los antecedentes maternos conocidos y relacionados con la presencia de asfixia neonatal, el factor estado nutricional materno (obesidad) resultó estadísticamente significativo para la ocurrencia de asfixia neonatal, aumentando 5,77 veces la probabilidad de ocurrencia del evento.

En relación a los factores de riesgo sociodemográficos conocidos y relacionados con la ocurrencia de asfixia perinatal, el factor de riesgo edad materna resultó estadísticamente significativo para la ocurrencia de asfixia perinatal severa para pacientes con edad igual o mayor a 35 años aumentando 4,75 veces la probabilidad de ocurrencia del evento (16).

En nuestro estudio la mayor proporción de casos de asfixia se presentaron en los neonatos cuyas madres se encuentran entre las edades de 20 a 34 años; sin embargo, no encontramos asociación estadísticamente significativa, lo cual no coincide con la literatura internacional donde los grupos etáreos extremos tienen el mayor riesgo de presentar el evento.

En relación a los factores de riesgo obstétrico relacionados con la presencia de asfixia neonatal, el factor paridad (gran multípara) resultó estadísticamente significativo para la ocurrencia de asfixia neonatal, aumentando 13,86 veces la probabilidad de ocurrencia del evento. También encontramos que el factor edad gestacional (24-30 semanas) resulta estadísticamente significativo para la ocurrencia de dicha entidad, incrementando 14,03 veces la probabilidad de ocurrencia del evento.

Al analizar el factor control prenatal no se encontró asociación estadísticamente significativa.

Úbeda Miranda (16) reporta que no se halló relación estadísticamente significativa entre el factor paridad (multiparidad) y la ocurrencia de asfixia neonatal, lo cual difiere de nuestros resultados, no siendo así para el factor control prenatal, del cual reporta no se estableció relación estadística significativa para la ocurrencia de asfixia neonatal, coincidiendo con lo hallado en nuestro estudio.

Al analizar las variables de las complicaciones obstétricas y médicas, no encontramos asociación estadísticamente significativa con la ocurrencia de esta entidad (asfixia neonatal), no coincidiendo con lo reportado por Úbeda Miranda (16) en su estudio en el Hospital Berta Calderón Roque en Nicaragua quien al aplicar pruebas estadísticas encontró que la presencia de patologías en el embarazo aumenta 2,8 veces la probabilidad del evento.

La mortalidad relacionada con la reproducción (materna, fetal tardía, neonatal e infantil), presenta tasas más altas en madres menores de 20 años cuando se compara con los grupos de edades maternas más avanzadas (10). También así, el estado nutricional, el período internatal no adecuados pueden ser condicionantes de daño (7).

Al analizar estos factores maternos en nuestro estudio (grupo etáreo, estado nutricional y periodo internatal) no encontramos asociación estadísticamente significativa con la presencia de muerte neonatal, lo cual difiere con lo descrito en la literatura.

Se ha observado que la falta de control prenatal incrementa el riesgo de complicaciones, tanto en la madre como en el niño (10). Asimismo, los nacidos antes de las 32 semanas tienen riesgo más grande de muerte y malos resultados de la salud (17). La morbilidad y mortalidad perinatal en los recién nacidos pretérmino se relaciona de manera inversa con la edad gestacional y el peso al nacer: cuanto mayor es la edad gestacional y el peso, menor es la morbilidad y mortalidad (6). También se observa que la vía de nacimiento trasciende en la morbimortalidad neonatal (9).

En nuestro estudio, al analizar el factor control prenatal, encontramos asociación estadísticamente significativa entre el control prenatal inadecuado y la presencia de muerte neonatal, de manera que aumenta en 2,26 veces la probabilidad de presentar dicho evento.

Al analizar la edad gestacional por fecha de última regla, encontramos que resultó ser estadísticamente significativa, aumentando en 14,33 veces la probabilidad de muerte neonatal; coincidiendo con lo reportado en la literatura.

Sin embargo, al analizar el factor paridad y tipo de parto, no encontramos asociación estadísticamente significativa, lo cual difiere con lo descrito en la literatura.

En nuestro estudio, al analizar las complicaciones maternas no encontramos asociación estadísticamente significativa con relación a la ocurrencia de muerte neonatal, de lo cual podríamos inferir, que si bien estos factores están relacionados a morbilidad neonatal, no tendrían igual inferencia respecto a la mortalidad en nuestro estudio.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Ministerio de salud. Guía Clínica. Prevención del parto prematuro. 1st. Santiago: ed. Santiago; 2005.

2. Faneite P, Gómez R, Guninad M. et al. Amenaza de parto prematuro e infección urinaria. Rev. Obstet Ginecol Venez. [Online]. Mar. 2006; 66 (1) [acceso: 15 Octubre 2006], p. 1- 6. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_artext&pid=S0048-77322006000100001&Ing=es&nrm=iso  ISSN 0048-7732

3. Althabe F, Carroli G, Lede R, Belizán JM, Althabe OH. El parto pretérmino: detección de riesgos y tratamientos preventivos. Rev Panam Salud Pública. 2003; 5 (6).

4. Villamonte W, Lam N, Ojeda E. Factores de riesgo del parto pretérmino. Instituto Materno Perinatal. Ginecol Obstet (Perú). 2001; 47(2): 112-116.

5. Botero J, Jubiz A. Obstetricia y Ginecología. 6ta. Ed. Bogotá: Carvajal; 2000.

6. Gabbe S. Obstetricia. Tomo 2. Madrid: Marbán Libros; 2004: 755-757.

7. Ludmir A. Ginecología y Obstetricia: prevención, detección, tratamiento. Lima: Concytec; 1996: 556-577.

8. Oliveros Donohue M. Medicina Fetal y del Recién Nacido. Tomo 2. Lima: Concytec; 1998: 387-389.

9. Miranda Del Olmo H, Candiel Marmolejo LE, Reynoso E, Paulino Oslos L, Acosta Gómez Y. Morbilidad y mortalidad en el recién nacido prematuro del Hospital General de México. Rev Med Hosp Gen Mex [online] 2003; 66 (1) [ acceso 26 noviembre 2007]p. 22-28. Disponible en: http://www.medigraphic.com/espanol/e-htms/e-h-gral/e-hg2003/e-hg03-1/em-hg031d.htm 

10. Gonzáles A, Brito V. El embarazo en adolescentes. Un problema de alto riesgo obstétrico. Rev Obstet Ginecol Venez. 1997; Vol. 37: 13-17.

11. Pujol N, Prats A. Manual de Neonatología. Madrid: Mosby/Doymas; 1996: 55-61.

12. Tórtora G, Grabowsky S. Principios de Anatomía y Fisiología. Madrid: Mosby/Doymas; 1996:759.

13. Avery G. Neonatología. Fisiopatología y manejo del recién nacido. 3ra. ed. Buenos Aires: Médica Panamericana; 1996: 282-285.

14. Ceriani Cernadas JM. Neonatología Práctica. 3era ed. Madrid: Edit. Médica Panamericana; 1999.

15. Loffita A. Factores que influyen en el Apgar bajo al nacer en el Hospital América Arias de La Habana. Cuba 2000. Rev. Chil Obstet Ginecol. 2005; 70(6): 359-363.

16. Úbeda Miranda JA. Factores de riesgo asociados a asfixia perinatal severa en el servicio de labor y parto del HBCR. Período enero 2000 a diciembre año 2001. [Monografía en Internet]. Nicaragua. [Acceso 25 noviembre 2007]. Disponible en: http://www.minsa.gob.ni/bns/monografias/Full_text/gineco_obstetricia/Factores%20de%20Riesgos%20asociados%20a%20asfixia.pdf 

17. Flores Henríquez G. Parto prematuro: causas, consecuencias y prevención. [Internet]. [Acceso noviembre 2006]. Disponible en: http://prematuros.cl/webseptiembre06/partoprematuro/partoprematuro.htm 

 

Correspondencia electrónica:

Jessica Meza Martínez: jessyminerva_mm@hotmail.com 

 

Recepción del artículo: 06/12/07 
Aceptación del artículo: 28/02/08

 

 

© 2014  Universidad de San Martín de Porres

Facultad de Obstetricia y Enfermería
Av. Salaverry 1136-1144, Jesús María
Lima - Perú
Telefax: (511) 471-6791, (511) 471-1171



foe@usmp.edu.pe